¡Adiós Hospital, adiós!

Hace ya un par de años que deberíamos tener finalizada una completa remodelación del Hospital Virgen de la Luz que incluía un nuevo Materno-Infantil y un nuevo edificio policlínico donde finalmente se amplió el campo de fútbol (mucho más perentorio). Pero justo antes de comenzar las obras, en plena campaña preelectoral, a Barreda se le calentó la boca y prometió un hospital nuevo para arañar un puñado de votos que, según las encuestas, se le escapaban por la provincia de Cuenca. Después vinieron los retrasos porque una cosa es prometer en campaña y otra asignar partidas en los presupuestos una vez se han ganado las elecciones. Un plan funcional fantasma asignado a dedo y de manera ilegal a la Constructora que tenía asignada la remodelación para evitar pagarle las indemnizaciones de la suspensión de la obra. Las ya conocidas peleas por la ubicación del nuevo centro que no respondían a otra motivación que los intereses especulativos e inmobiliarios de uno u otro lado y la final imposición, también preelectoral, una vez más, fuera de la ciudad. Ayer, en plena jornada de reflexión, el Gobierno de Cospedal nos informa de que vayamos olvidándonos del Hospital. Seguiremos teniendo como único centro hospitalario de toda la provincia un una infraestructura decrépita en la que hace más de seis años que no se acomete ningún tipo de reforma o arreglo. Primero porque era inminente su reforma integral, después porque iba a ser sustituido por un flamante hospital nuevo, ahora porque no hay dinero,… Pero no hay problema, porque en la tierra del Ea! tenemos tragaderas para esto y más. De todos modos no nos creamos ni siquiera las promesas de recortes y abandono de las infraestructuras prometidas. Dada la torpeza de nuestros dirigentes (dado el éxito del sistema para mantenerlos ¿para qué se van a estar con sutilezas?) sabemos muy bien cual es la estrategia y que no es un problema de falta de presupuesto. Sabemos cual es la intención y nos queda solo por adivinar una fecha. ¿En qué campaña preelectoral de las venideras hará Prieto (para entonces Cospedal ya estará en Madrid) el anuncio de que su maravilloso gobierno ha conseguido que sea la iniciativa privada la que sufrague la construcción de un nuevo hospital en Cuenca? Dará igual qué y cómo se construya o la deuda que para los treinta años siguientes suponga para el presupuesto sanitario la necesidad de lucrar a tan generosos salvadores. Dará igual que los beneficiarios de la inversión serán las mutuas privadas y que pasaremos del sangrado que actualmente supone el concierto con la privada para asumir las listas de espera (obra y gracia del PSOE) a una verdadera sangría para hacerse cargo de “toda” la asistencia sanitaria pública, haciendo, entonces sí, completamente inasumible el gasto de una asistencia sanitaria pública gratuita (el objetivo final del PP). dará igual incluso si se cambia la ubicación y se comienza de nuevo la urbanización en una zona donde los terrenos colindantes no estén ya en manos de la “competencia”. Dará igual porque para entonces estaremos recibiendo la atención hospitalaria en un edificio a punto del derrumbe y seguiremos tragando con eso y más. Y además agradecidos de la buena gestión de los salvadores de la patria mientras se llenan los bolsillos con el dinero que pagamos entre todos para tener una cobertura sanitaria de calidad cuando la necesitemos. Al menos podemos agradecer al Gobierno de Cospedal que nos ha proporcionado en día tan señalado un motivo más para la reflexión. Pero dudo que lo hayamos hecho.

Publicado en eQuo Cuenca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s