Escarmentando en cabeza ajena

Aunque algunos no lo saben, el pasado 20 de noviembre, además de las elecciones generales al Congreso y al Senado, en varias provincias españolas hubo elecciones municipales en aquellos pueblos y pedanías que no pudieron constituir ayuntamiento en las elecciones del pasado mayo, en algunos casos por no haberse presentado ninguna candidatura electoral. Los municipios navarros de Luquin y Garínoain son dos de ellos y, en principio, dos de los que seguirían sin configurar un nuevo ayntamiento por volver a no presentar ninguna candidatura a las elecciones municipales. Sin embargo, esta ausencia de candidaturas fue utilizada a última hora por el partido Derecha Navarra y Española para presentar candidaturas propias en ambos municipios. Candidaturas en ambos casos formadas por gente ajena al municipio que se presentaban con la promesa de importantes beneficios económicos personales mediante el acuerdo de aerogeneradores en los términos municipales. En ambos casos la presentación por sorpresa de esta candidatura fantasma de ultraderecha pilló por sorpresa a los vecinos que mediante asambleas decidieron evitar el acceso a los ayuntamientos de estas candidaturas únicas mediante el voto en blanco masivo. El objetivo se consiguió en Luquin donde de los 114 vecinos empadronados, 93 votaron en blanco y hubo un solo voto a uno de los miembros de la lista de DNE dado que ni siquiera los candidatos presentados en la lista pudieron votarse a sí mismos al no estar empadronados en el municipio. Dado que los otros cuatro candidatos no obtuvieron ni un solo voto y es necesario un mínimo de tres concejales para elegir alcalde, los vecinos cosiguieron su objetivo de impedir la toma de la alcaldía por un grupo de foráneos . Sin embargo aprendieron la lección y tras el recuento, pasado el susto, aseguraban a la prensa que en adelante presentarían en todos los comicios una candidatura vecinal para evitar situaciones como la vivida.

En Garínoain, sin embargo, no tuvieron esa suerte. La situación fue similar y ante la misma estrategia de DNE de tomar el control de la alcaldía ante la ausencia de candidaturas vecinales, la decisión de los vecinos en asamblea fue la misma. Sin embargo ya se sabe que cuanta más gente, más difícil ponerse de acuerdo, y, aunque de los 376 vecinos de Garínoain votaron en blanco, la candidatura de DNE obtuvo 18 votos, un 5,57% de los votos válidos emitidos. Una cantidad irrisoria pero suficiente para conseguir los siete concejales y el 5% del total de votos necesarios para constituir el ayuntamiento. La tensión fue máxima tras el escrutinio y el candidato a la alcaldía, que estaba presente para controlar el recuento, tuvo que salir escoltado por la policía. Pero finalmente Garíngoain, pese a la oposición expresa del 81,12% de sus vecinos (y la abstención siempre difícil de valorar de otro 12,5%), verá como la gestión de su pueblo queda los próximos cuatro años vendida a los intereses especuladores de personas ajenas al municipio.

Creemos que la moraleja es clara y que los vecinos de ambos pueblos la habrán aprendido bien. Por injusta que sea un procedimiento electoral y necesite de una profunda reforma y por ingrata que sea la actividad política para quien no tenga aspiraciones de enriquecerse con ella, la participación activa es necesaria para evitar que el vacío sea ocupado por quien busca únicamente el lucro mediante el control y el aprovechamiento personal de lo colectivo. Podríamos intentar extrapolar esta enseñanza al conjunto de España y el caso de las Elecciones Generales donde se decide el Poder Legislativo, el Ejecutivo y, en buena medida, el Judicial del país. Podríamos hacerlo si no fuera porque no es necesario. En las pasadas elecciones la abstención o el voto en blanco o nulo de más de 10 millones de ciudadanos permitieron que la candidatura apoyada por otros tantos (sólo 469.000 más) se hiciese con una mayoría absoluta del Congreso y se disponga a lucrarse a nuestra costa no solo con sueldos y privilegios injustificados sino, todavía más preocupante, con la privatización de nuestro patrimonio colectivo y a costa de nuestros derechos básicos. Ante esta siempre presente amenaza la protesta simbólica no es suficiente. Si no te convence ningún partido tradicional, monta tú uno, pero no dejes en manos de los demás tus derechos. En eQuo estamos en ello.

Publicado en eQuo Cuenca

Tras los hechos relatados, los vecinos de Garínoain han creado Aupa Garínoain, una asociación vecinal asamblearia que exige la dimisión del alcalde, ganador de unas elecciones con pulcra “legalidad” pero sin absolutamente legitimidad. Será difícil que los vecinos de Garínoain olviden esta lección. Está por ver si los demás españoles hemos sido capaces de aprenderla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s