Fotografía, graba, difunde. Es tu derecho.

En las últimas semanas el Gobierno está empeñado en una campaña de atemorización de la población civil para evitar que ésta se movilice en defensa de sus derechos a partir del 12M. La estrategia comprende una campaña mediática de desprestigio y criminalización de las personas y colectivos que suelen participar habitualmente en las manifestaciones, el despliegue desemesurado de policía y guardia civil en actitud desafiante y el uso indiscriminado de violencia gratuita a la menor ocasión. En esta estrategia consideran importante también intimidar a la gente para que las imágenes no puedan difundirse en la red como ha ocurrido en las últimas protestas, especialmente en Valencia, donde la respuesta social les obligó a modificar dicha actitud.

En las últimas manifestaciones hemos comprobado personalmente cómo tanto la Policía como la Guardia Civil ha sido adiestrada para advertir a los participantes (generalmente además de muy malos modos) que no pueden realizar fotografías o grabaciones donde aparezcan los agentes, conminándoles a guardar la cámara y borrar las imágenes.

El argumento suele ser (cuando se consigue dialogar con ellos tras la bravuconada inicial) que la ley lo prohibe para proteger su seguridad. Como en las redes sociales suele haber bastante confusión sobre este tema, creo que es importante que todos conozcamos con cierto detalle lo que dice exactamente la ley y la jurisprudencia al respecto, ya que la labor de periodismo ciudadano anónimo es fundamental.

El artículo 18.1 de la Constirución garantiza el “derecho a la intimidad personal” y el artículo 197 del Código Penal califica como delictiva la conducta de quien, para vulnerar la intimidad de otro, utilice artificios de grabación de imágenes. La indefinición de “intimidad” queda bien precisada en la Ley Orgánica 1/82, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. En ella especifica claramente que la captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos no constituirá una intromisión ilegítima en el derecho de la propia imagen en determinados supuestos.

Uno de los supuestos es la “captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público”. Esta excepción suele ser aceptada en la mayor parte de los juicios para justificar la grabación de agentes de policía o guardias civiles, siempre que se hagan cuando estos están en acto de servicio.

Sin embargo el artículo se completa con un texto tan impreciso como el anterior que dice que “no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza”. Y es en esta precisión en la que otros jueces, y las propias fuerzas del orden, se basan para argumentar que por motivos de seguridad los agentes deben mantener el anonimato. El argumento es absolutamente falaz en cuanto que los agentes de policía no sólo no deben mantener el anonimato en acto de servicio, sino que tienen la obligación de ir adecuadamente identificados con su número de tarjeta de identificación personal (TIP) (Ministerio de Interior: instrucción de 2007, Generalitat de Cataluña: Decreto 4/11/2008) y su incumplimiento debería denunciarse aportando como prueba precisamente material gráfico como fotografías o grabaciones de video. Además cualquier agente tiene la obligación de mostrar su número de identificación ante la solicitud de cualquier ciudadano.

Por tanto el anonimato al que pueda referirse alguna enrevesada interpretación judicial (que las hay) se limita a la difusión de sus datos personales e íntimos, la cual sí puede suponer un perjuicio para su seguridad. Es decir, que posteriormente usemos la fotografía para colgarla en la red e identificar a dicha persona como agente y adjuntar datos personales como nombre y apellidos, dirección, situación familiar o cualquier otro dato que pueda suponer una amenaza a su seguridad personal. Por supuesto también será ilegal utilizar dicha información gráfica para organizar personalmente o mediante terceros cualquier atentado contra su persona.

Con esto queremos dejar bien claro que lo que puede ser ilegal nunca es tomar fotografías del agente en un acto público sino que lo que, potencialmente, puede ser ilegal es sólo su uso posterior. Ante la duda del uso que podamos dar posteriormente al material grabado, si no vamos identificados como periodistas gráficos, el agente lo que sí puede hacer es solicitarnos la identificación y adjuntarla a un expediente por si posteriormente se detectase un uso ilegal de las imágenes tomadas. Aunque suele haber mucha preocupación por el hecho de ser “fichado” por la policía y la repercusión que este mero trámite puede tener posteriormente, incluso a largo plazo (miedo infundado que la policía utiliza frecuentemente como amenaza), esta identificación policial es un simple trámite administrativo “interno” por el que tus datos de filiación se transfieren a un libro de registro  con el correspondiente acta que después se remite regularmente al Ministerio Fiscal o son utilizados para adjuntar a un atestado que se eleva al juez si se te relaciona con algún delito. Pero si no existe tal acusación (y por tomar fotografías nunca puede haberlo) o el juicio se archiva o no se te condena, tal identificación no tiene repercusión alguna e incluso pueden cancelarse a instancia propia. La propia web del Ministerio de Interior informa de como solicitarlo. Tu identificación sin más lo único que supone es un trabajo extra para el agente.

Nunca hay que asustarse porque un agente te tome los datos y no tiene ningún sentido negarte a identifiacrte porque entonces sí te arriesgas a ser acusado de “resistencia a la autoridad”. Lleva siempre tu DNI a mano y ofrécelo amablemente siempre que se te solicite, a la vez que, también amablemente, exige que el agente a su vez se identifique y te muestre su TIP.

Lo que nunca puede obligarte un agente de la autoridad es a borrar las fotografías realizadas ni borrarlas él mismo. Según la Ley de Propiedad intelectual el contenido de la tarjeta de memoria es propiedad privada tuya y destruir u ordenar la destrucción de propiedad privada es ilegal. Sólo se pueden destruir los bienes decomisados, y siempre por orden de un juez, tras ser demostrado el delito penal y demostrada la peligrosidad o posible mal uso del bien decomisado. Esa función corresponde exclusivamente a un juez excepto en el caso de armas y explosivos. Eso quiere decir que el borrado de la tarjeta podría ser denunciable por el artículo 508 del código penal, “La autoridad o funcionario público que se arrogare atribuciones judiciales o impidiera ejecutar una resolución dictada por la autoridad judicial competente, será castigado con las penas de prisión de seis meses a un año, multa de tres a ocho meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años.”

A lo único que podemos arriesgarnos si la situación se pone tensa es a que nos “intervengan” la cámara en aplicación de la L.O. 1/92, artículo 19. 1, segundo párrafo: “Asimismo, podrán ocupar preventivamente los efectos o instrumentos susceptibles de ser utilizados para acciones ilegales, dándoles el destino que legalmente proceda”, extendiendo el correspondiente acta y dando cuenta al Juzgado de Instrucción, poniendo a su disposición los efectos intervenidos. En principio ésto sólo pueden hacerlo cuando entiendan que existen indicios de que pueden ser utilizadas para la comisión de actos delictivos o que pongan en peligro la seguridad de los funcionarios policiales o de sus instalaciones. En caso contrario se exponen a una sanción (insignificante, eso sí) por falta de coacciones, y en este sentido hay varias sentencias, aunque también hay unas cuantas sentencias absolutorias dado lo subjetivo de la consideración por parte del agente de la peligrosidad de tus intenciones. En cualquier caso sabed que la cámara o la tarjeta os será devuelta al cabo de unas semanas con el contenido sin borrar y que el que se expone a una sanción nunca sois vosotros sino el agente que intervino la cámara.

Las sentencias absolutorias de los agentes que incautan una cámara durante un acto público o una intervención policial por haber sido fotografiados o grabados en vídeo suelen basarse en la distinción entre “particulares” y “pertenecientes a algún medio informativo” limitando (arbitrariamente) el derecho a la información a los segundos. El derecho fundamental de comunicar libremente información veraz viene reconocido en el artículo 201 de la Constitución y se recoge explícitamente en el otro de los supuestos que mecionábamos de la la Ley Orgánica 1/82, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, en los que la toma de imágenes no constituye una intromisión ilegítima en el derecho de la propia imagen: “la información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria”. Y esta excepción no tiene limitaciones. la duda puede surgir acerca de qué se entiende como periodista o miembro de algún medio de comunicación. Aunque puede parecer increible la Ley 14/1966, de 18 de marzo, de prensa e imprenta (la del ministro franquista Fraga Iribarne) sigue regulando la libertad de expresión y difusión de información por medio de impresos, considerando como tales (cap. II, art. 9) “toda reproducción gráfica destinada, o que pueda destinarse, a ser difundido”, lo que englobaría hoy a la difiusión por internet de nuestros propios blogs personales. El Real Decreto-Ley 24/1977 de 1 de abril derogaba el polémico artículo 2 que limitaba la libertad de expresión respecto del respeto a la verdad y a la moral; el acatamiento a la Ley de Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales; las exigencias de la defensa Nacional, de la seguridad del Estado y del mantenimiento del orden público interior y la paz exterior; el debido respeto a las instituciones y a las personas en la crítica de la acción política y administrativa; la independencia de los Tribunales y la salvaguardia de la intimidad y del honor personal y familiar.

La misma Ley obligaba a estar registrado en el Registro Oficial para ser considerado periodista, pero este registro fue cancelado el 1 de julio de 1982. Desde 1994 sigue debatiéndose el Proyecto de Ley del Estatuto del Periodista Profesional, sin que en la legislación actual haya ninguna norma que delimite claramente quien es o no periodista. Esta indefinición profesional supone graves problemas laborales en el sector periodístico profesional pero es importante en este caso porque permite que no exista ningún trámite administrativo que debamos cumplir para ser considerados profesionales de la información, aunque no cobremos sueldo por nuestra labor de información. Esto nos permite, con toda la legalidad, crear nuestro propio carnet de prensa para nuestro blog personal o para páginas de terceros tanto de periodismo ciudadano como de fotografía, algunas de las cuales cuentan con su correspondiente aplicación para hacerte tú mismo tu propio carnet de prensa. El carnet no te garantiza poder colarte en conciertos o actos privados, para los que suele ser necesario solicitar antes un pase de prensa por parte de la empresa editorial, pero sí que te garantizará ante el agente y ante el juez que las fotografías o grabaciones realizadas no fueron tomadas a nivel individual sino en tu trabajo de informador gráfico.

Resumiendo de forma práctica:

  1. Tienes derecho a tomar fotografías o grabaciones de video de cualquier agente de la autoridad que se encuentre en acto de servicio en un acto público
  2. Un agente de la autoridad NUNCA puede borrar las fotografías realizadas o obligarte a hacerlo
  3. El agente puede identificarte, lo que no tiene ningún tipo de repercusion (salvo que quieras utiulizar las fotografías realizadas para cometer un acto delictivo, en cuyo caso sería fácil localizarte). No te niegues nunca a ofrecer tus datos identificativos al agente y solicita que te muestre a su vez su identificación personal.
  4. Aunque no es legal si no hay indicios de que vayas a usar las grabaciones para cometer un delito, el agente puede intervenirte la cámara si “a su criterio” existen tales indicios de manera preventiva. En tal caso la cámara te será devuelta siempre al cabo de unas semanas sin ningún tipo de sanción. Si la incautación se realiza con algún tipo de violencia o intimidación y tienes testigos realiza la consecuente denuncia.
  5. Si te haces con un carnet de prensa o de fotógrafo de cualquier medio, escrito o digital, te evitarás casi siempre el problema anterior de quedarte un tiempo sin tu cámara.

—————————

Legislación aplicable:

Ley Orgánica 1/82, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Artículo 7

Constituye una intromisión ilegítima en el derecho a la propia imagen:

La captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos, salvo los casos previstos en el artículo 8.2.

Artículo 8

1. No se reputarán, con carácter general, intromisiones ilegítimas las actuaciones autorizadas o acordadas por la Autoridad competente de acuerdo con la ley, ni cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante.

2. En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá:

a) Su captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público (POLICÍA) o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público.

b) La utilización de la caricatura de dichas personas, de acuerdo con el uso social.

c) La información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.

Las excepciones contempladas en los párrafos a) y b) no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza.

Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

Artículo 19.1. Los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrán limitar o restringir, por el tiempo imprescindible, la circulación o permanencia en vías o lugares públicos en supuestos de alteración del orden, la seguridad ciudadana o la pacífica convivencia, cuando fuere necesario para su restablecimiento.

Asimismo podrán ocupar preventivamente los efectos o instrumentos susceptibles de ser utilizados para acciones ilegales, dándoles el destino que legalmente proceda.

Código Penal (actualizado a 31/1/2011)

Artículo 197.1. 1. El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.

Constitución Española

Artículo 18.1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Artículo 20.1. Se reconocen y protegen los siguientes derechos: (…) d: a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

Artículo 20.5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

————————————————

Ejemplo de absolución en segunda instancia de sentencia en contra de policía local por incautar por la fuerza una cámara:

http://www.amparolegal.com/assets/plugindata/poola/e924032007.pdf

Foro de la policía sobre este tema:

http://www.foropolicia.es/foros/sacar-fotos-agentes-de-la-autoridad-t41354.html

Página para editar tu propio carnet de fotógrafo o periodista gráfico:

http://bighugelabs.com/badge.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s