Curso con Juan Lobatón

Este fin de semana he cometido la tremenda temeridad de ir a Sevilla a realizar un taller de retrato con acuarela a cargo de uno de los más grandes en este asunto: Juan Lobatón.

Juan Lobatón

Como la atmósfera de cualquier planeta conocido hasta el momento, las condiciones climatológicas de Sevilla en estos días son clara e incuestionablemente incompatibles con cualquier tipo de vida y atreverme a pasar allí cuatro días me ha causado sin duda lesiones neurológicas que muy probablemente me dejarán secuelas irreversibles.

Aparte de ello el sótano sin aire acondicionado ni ventilación de La Galería Roja no ha sido posiblemente el mejor lugar para sobrevivir al apocalipsis hispalense Y sinceramente, y sin conocer los demás, no creo que haya sido el mejor curso de Lobatón. El sobrevivir en las condiciones descritas con un perenne foulard al cuello seguramente tampoco permitía más allá de respirar y latir, que básicamente es a lo que se ha limitado.

De todos modos como sin duda es cierta la afirmación de que de los genios hasta por mear en el mismo sitio se te acaba pegando algo, y que el nivel entre los “alumnos” del curso ha sido realmente impresionante, regreso, aparte de con secuelas neurológicas por el calor, con un nivel en el abordaje de los retratos con la acuarela muy distinto de con el que marché para Sevilla.

David

Aun a su pesar hay tres cosas de Juan que me han cambiado totalmente el modo de enfrentarme a la acuarela:

– la certeza de que el papel y la acuarela soportan varias veces más capas y veladuras que cualquier paciencia humana (y algunas compañeras del curso han puesto realmente alto el listón)

– la eliminación del miedo, asumido desde hace muchos años, de que cualquier pincelada mal dada o cualquier mancha o error con la acuarela son absolutamente incorregibles, lo que realmente con frecuencia te bloqueaba a la hora de dar el siguiente toque sobre una acuarela ya casi acabada.

– la extraordinaria y poco ortodoxa manera de Juan de manejar los blancos en acuarela. Esa heterodoxia irredenta y combativa de Juan es casi lo que más me gusta dee su obra. Y despues de haber estado sacando luces con gomas eléctricas y con cútter no me iba a quedar ahí. Tengo la sensación que en su retrato casi más importante que el pincel ha sido la fresa de la Dremel y que el próximo gasto no va a ser en una tienda de material de Bellas artes sino en una de bricolage.

Anuncios

2 Respuestas a “Curso con Juan Lobatón

  1. Hola, veo que has sobrevivido a Sevilla y a la Galeria Roja en verano.
    Gran retrato de Lobatón! Lo he visto en fotos y en tu retrato es EL.
    Me ha llamado la atención lo de la dremel.
    Si no es mucho preguntar ¿Que modelo y que fresas se usan y como?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s