Archivo de la categoría: Historia

San Mateo

Hoy, 21 de septiembre, acaban las Fiestas de San Mateo en Cuenca

Alfons8KastilieMás allá de la tontería de si a los concejales comunistas les llena de odgullo y satisfadción pasear por la ciudad los pendones reales, estos días celebramos que nuestros vecinos de hace 838 años, descendientes directos de aquellos que fundaron esta ciudad imposible entre el Júcar y el Huécar acabaron entregando sus casas, sus bienes y sus vidas tras más de ocho meses de cruel asedio a un ejército de fanáticos religiosos entregados a la guerra santa contra el infiel.

Celebramos el día que los conquenses, hijos de conquenses y nietos de conquenses sufrieron el odio y la violencia de mercenarios extranjeros captados por toda Europa para engrosar las filas de las Órdenes de Calatrava, Santiago y el Temple (las Organizaciones para la Defensa del monoteísmo y la Guerra Santa de la época) a cambio de una entrada VIP a su Cielo particular y de todo lo que pudiesen saquear en los territorios conquistados para hacer más llevadera la espera. Celebramos que el fanatismo y la intolerancia religiosa y los intereses económicos de gobernantes ajenos llevó a hombres, ancianos, mujeres y niños a los mayores sufrimientos y a las peores muertes, a enterrar a familiares y amigos, a renunciar a las creencias heredadas y al exilio. A una huida como refugiados hacia ningún lugar como la que estos días reproducen otros hermanos del otro lado del mar en sentido contrario. Porque cual sea la versión del Monoteísmo que profesen unos y otros me parece irrelevante.

Celebramos simplemente que hace nueve siglos éramos tan despreciables e inhumanos como ahora. Lo celebramos alabando a los asesinos fanáticos por el simple hecho de que fueron ellos los que ganaron su Guerra Santa, de que fueron los más fanáticos y los más violentos. Y lo celebramos incitando a nuestros adolescentes a emborracharse y a disfrutar maltratando un pobre becerro atado y asustado.

O tengo un serio problema de interpretación de la realidad que vivo o esta sociedad simplemente sigue tan enferma como siempre.

isis

Anuncios